Por José María Carbonell Botella, Socio Director en Carbonell Abogados.

Una patente es un derecho exclusivo que se concede sobre una invención, y que faculta a su titular a explotar en exclusiva la invención patentada, impidiendo a cualquier tercero su fabricación, ofrecimiento para la venta, o utilización sin consentimiento del mismo.

Una patente tiene una validez de 20 años improrrogables contados desde la fecha de la presentación de su solicitud de inscripción en el Registro de Patentes y Marcas, y produce sus efectos desde el día en que se publica la mención de que ha sido concedida.

Asimismo, es importante saber que las patentes son derechos territoriales, esto es, que los derechos exclusivos correspondientes tienen validez en el país o la región en los que se ha presentado la solicitud y se ha concedido la patente, de conformidad con la normativa aplicable de ese país o esa región.

Por lo tanto, ante el uso ilegítimo de la patente, la normativa aplicable prevé distintos mecanismos de defensa a través de procedimientos administrativos y judiciales. Así pues, el titular podrá ejercitar ante los órganos judiciales correspondientes, las acciones civiles y/o penales que estime convenientes, en aras de proteger sus intereses frente a quienes lesionen su derecho; así como podrá exigir las medidas necesarias para su defensa.

Con respecto a las acciones civiles, de conformidad con la normativa aplicable, el titular del derecho de patente podrá requerir:

  1. La cesación de los actos que violen su derecho, o su prohibición si éstos todavía no se han producido.
  2. La indemnización de los daños y perjuicios sufridos.
  3. El embargo de los objetos producidos o importados con violación de su derecho y de los medios exclusivamente destinados a tal producción o a la realización del procedimiento patentado.
  4. La atribución en propiedad de los objetos o medios embargados en virtud de lo dispuesto en el apartado anterior cuando sea posible, en cuyo caso se imputará el valor de los bienes afectados al importe de la indemnización de daños y perjuicios. Si el valor mencionado excediera del importe de la indemnización concedida, el titular de la patente deberá compensar a la otra parte por el exceso.
  5. La adopción de las medidas necesarias para evitar que prosiga la infracción de la patente y, en particular, la transformación de los objetos o medios embargados, o su destrucción cuando ello fuera indispensable para impedir la infracción de la patente.
  6. Excepcionalmente el órgano judicial podrá también, a petición del titular de la patente, ordenar la publicación de la sentencia condenatoria del infractor de la patente, a costa del condenado, mediante anuncios y notificaciones a las personas interesadas.

 Igualmente, quien, sin consentimiento del titular de la patente haga uso de la misma, estará obligado en todo caso a responder de los daños y perjuicios causados. La mencionada indemnización podrá comprender no sólo el valor de la pérdida que haya sufrido el titular de la patente, sino también el de la ganancia que haya dejado de obtener a causa de la violación de su derecho. Además, la cuantía indemnizatoria podrá incluir, en su caso, los gastos de investigación en los que se haya incurrido para obtener pruebas razonables de la comisión de la infracción objeto del procedimiento judicial.

A este tenor, las acciones civiles derivadas de la infracción del derecho de patente prescriben a los cinco años, contados desde el momento en que pudieron ejercitarse, es decir, cuando concurren el daño y la comprobación de su ilegitimidad.

Por consiguiente, al objeto de garantizar al inventor la explotación exclusiva de su invención, es primordial defender eficazmente los intereses del mismo desde el inicio del procedimiento, con la inscripción en el Registro de Patentes y Marcas, así como posteriormente, protegiendo la patente ante terceros que interfirieran y lesionen los derechos de propiedad industrial existentes y derivados de la citada patente.

En Carbonell Abogados, contamos con un equipo de profesionales con experiencia en servicios de defensa de patentes, que estará encantado de atenderle.