Por Inmaculada Sanchis, Socia – Directora en Carbonell Abogados.

En Carbonell Abogados estamos de enhorabuena: Después de 3 años litigando en los tribunales, hemos conseguido que nuestro cliente se quede “íntegramente” el estanco que heredó constante matrimonio de su padre, y por el que fiscalmente declararon haber pagado 40.000€ gananciales.

De dicho negocio de estanco y loterías, si bien las ganancias derivadas de los mismos tienen carácter ganancial, (de conformidad con lo dispuesto en el art. 1.347.1 del Código Civil) no puede concluirse lo mismo del “negocio en sí”, y ello por cuanto dicho negocio fue adquirido por nuestro cliente estando casado en gananciales, mediante Acta notarial de Cesión de Titularidad de Expendeduría de Tabacos y Aceptación del Designado, y la citada transmisión, lo fue a título GRATUITO, no oneroso, aunque fiscalmente se declaró un coste de 40.000 €.

Por ello, aunque estés casado en gananciales, y montes un negocio con tu cónyuge en ese momento, siempre habrá que valorar, cómo se adquirió, cómo se pagó el negocio, y las pruebas que lo acrediten.

En la sentencia a nuestro favor, declaran el estanco propiedad de nuestro cliente, y con imposición de costas por lo que el #éxito ha sido del 100%.