Hipotecas multidivisa: una especie en extinción