Asesoramiento jurídico preventivo. ¿Gasto o inversión?

Como firmes defensores del asesoramiento preventivo a nuestros clientes, en ocasiones te ves en la tesitura de hacer ver a un posible cliente de iguala que la cantidad fija que va a pagar mensualmente por unos servicios determinados son una inversión y no un gasto.

Y ello entendemos es así, porque se “obliga” a consultar contratos a suscribir con terceros, contratos bancarios, decisiones societarias, posibles acciones judiciales, someter el contrato a arbitraje, despidos, responsabilidad de administradores, etc….

Nos sorprende más aun cuando en éstos difíciles años hemos podido comprobar desde la práctica de la profesión empresas que han concursado, empresarios que se han arruinado personalmente, impagos que se pudiesen haber evitado solicitando garantías o con un simple análisis de la empresa con la que se iba a contratar.

A esto hay que añadir, que los despachos han evolucionado mucho desde el punto de vista empresarial. Aportamos además de conocimientos jurídicos, tranquilidad y cobertura de necesidades, algo muy importante, valor a las empresas.

Por ello, sin ninguna duda, contratar servicios jurídicos en función de las necesidades de la empresa es una inversión. Ganas en tiempo, dinero y tranquilidad.

Nosotros llevamos muchas empresas y ofrecemos múltiples materias en función de las necesidades del cliente. Queremos aportar valor. Pregúntanos sin compromiso, y si no es con nosotros con el despacho o compañero con el que se confíe, pero es totalmente recomendable y necesario.

By | 2017-06-22T17:36:10+00:00 abril 26th, 2017|Noticia|0 Comments

Leave A Comment

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar